«Cinco litros de aceite pueden llegar a contaminar cinco millones de litros de agua»

Cayetano Gutiérrez, catedrático de Física y Química de la Universidad de Murcia, ofrece respuestas para estas preguntas y muchas otras en su charla ¿Qué puedo hacer como ciudadano para frenar el cambio climático?, dentro del programa Cartagena Piensa, del que forma parte como miembro del grupo promotor. En ella, enseña pequeños consejos ecológicos, en el hogar y el trabajo, que podemos aplicar en nuestra vida cotidiana para aportar nuestro granito de arena a la causa.

«Debemos concienciarnos de que hay que reciclar las pilas, los botes de pintura o el aceite, tanto el de coche como el que usamos a diario para cocinar, ya que verter cinco litros de éste por el desagüe o el sumidero pueden contaminar hasta cinco millones de litros de agua», explica Gutiérrez, que además incide en que es mejor envolver la comida con una servilleta y una bolsa de plástico que con papel de aluminio. «Sólo el proceso de obtención de este papel resulta muy contaminante, ya que necesitan extraer minerales para su elaboración», apunta.

Gutiérrez señala que en verano podemos hacer pequeños gestos para ahorrar energía y contaminar menos, como mantener una temperatura estable cuando ponemos el aire acondicionado. «Ahora que comienzan las altas temperaturas, tenemos el aire enchufado todo el día. Por eso, debemos mantenerlo a 25 grados, ya que cada grado que bajemos aumenta en un 7% el consumo eléctrico, con lo que pagamos más en nuestra factura y contaminamos más», expone. Además, señala que en el período estival es conveniente «programar la lavadora para que lave con agua fría, con lo que se ahorra energía; usar el microondas o la plancha, que consumen menos, frente a la vitrocerámica; y desconectar los electrodomésticos que no necesiten estar permanentemente en funcionamiento».

También podemos hacer pequeños cambios en nuestra alimentación para ayudar al planeta, como consumir frutas y verduras autóctonas y de temporada. «La fruta fuera de temporada es más cara, está verde e insípida y contiene restos de plaguicidas para evitar que se pudra. Además, si hay que exportarla de otros países, la contaminación que supone ese traslado se suma a la de la producción de la fruta», afirma.

Los más carnívoros deben sustituir el consumo de ternera por el de pollo. «Un kilo de ternera necesita 18.000 litros de agua para su preparación, más que todas las duchas de una persona en un año, mientras que uno de pollo sólo 4.000 litros», comenta. Aún así, Gutiérrez advierte que no hay que reducir drásticamente el consumo de ternera como aconsejó la Organización Mundial de la Salud (OMS) a principios de año, ya que el metano que producen las vacas es más perjudicial para la atmósfera que todas las emisiones de los vehículos que hay en el mundo.

Dejar de lado el coche o la moto en favor del transporte público, o el uso de las escaleras en lugar del ascensor son otros de sus consejos. «En una ciudad como Cartagena, que puedes recorrer a pie de una punta a otra en menos de una hora, la gente va en coche hasta para comprar el pan», comenta.

Fuente: http://amp.laopiniondemurcia.es/cartagena/2017/06/19/cinco-litros-aceite-llegar-contaminar/838548.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *