Atuendo para unas campanadas: debates en torno al Capital Erótico

Charla-coloquio, MIÉRCOLES 21 NOVIEMBRE
Biblioteca Josefina Soria. Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy. 20:00 horas

Interviene: Marcos Alonso Bote Díaz. Profesor de Sociología de la Universidad de Murcia
Presenta: Cristina Guirao Mirón, socióloga

Siete años han pasado desde que el trabajo de la socióloga británica Catherine Hakim agitase el debate en torno al cuerpo y la sexualidad de la mujer con la publicación de Honey Money: The power of Erotic Capital. En dicha obra la autora añade a las cuatro dimensiones tradicionales señaladas por Pierre Bourdieu (Cultural, Social, Simbólico y económico) una quinta forma, el Capital Erótico. Se trataría de un dimensión que en el caso de ser poseída podría potenciar el resto de dimensiones del capital. La autora insiste en las potencialidades de esta dimensión en el caso de la mujer atendiendo a lo que conviene en denominar déficit sexual, es decir, un mayor interés del hombre en el sexo y las relaciones sexuales que en el caso de la mujer. En la sesión, se pretenden explorar argumentos a favor y en contra del concepto de Capital Erótico y su aplicación y las posibles consecuencias para la igualdad de género.

Foto: UMU

Marcos Alonso Bote Díaz es Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad de Granada y Doctor en Sociología por la Universidad de Murcia. En la actualidad ejerce como Profesor Contratado Doctor en el Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Murcia. Ha sido becario postdoctoral en el extranjero en las Universidades de Surrey (Programa Marie Curie-Reino Unido), Portland State University (Programa postdoctoral CajaMadrid, Oregon, Estados Unidos) y UCLA (Programa Mec-Fulbright, California, Estados Unidos). Ha publicado, entre otras, en revistas internacionales como: Social Science and Medicine y Sociological Research Online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.